miércoles, 1 de octubre de 2014

October.

Las furias me chillan rabiosas verdades que no quiero oír y el estado me subvenciona la más potente droga contra el dolor, veinte miligramos diarios de sonrisa hueca, de olvido roto. Sonrío para no desbordar mi pupila que cae. Sonrío el dolor latente que me paraliza.

Hace días que no oigo el sonido de mi voz. Ya no creo en nada.

domingo, 29 de diciembre de 2013

Te duele el pecho, culpas al cigarrillo, pero tú sabes muy bien que ese dolor tiene nombre y apellido.

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Decepción.

Este es el último momento, en el que llorar es lo único que se me ocurre primero, no voy a tirar cosas como siempre hago para controlar lo que siento, hoy disfrutare el dolor cuan tan grande sea como lo estoy sintiendo.

Hoy, después de tanta ilusión que había en mi vida, vuelvo a decir que el dolor no se acaba en un día, hay que vivirlo aunque lastima, hay que soportarlo aunque arruine grandes momentos de mi vida,
Pero la única manera de superar el daño que me han causado, es desahogarme, sin intentar evitarlo.

Esta es mi carta de decepción, el que lo lea, que sepa que a veces el amor no es de dos, que siempre habrá el error, en donde una persona se entrega sin temor, en donde una persona sincera siempre es engañada para lograr conocer el mundo en el que vive hoy.

Pero no te preocupes, esto duele pero tiene solución, con el paso de las horas y los meses se habrá borrado el sufrimiento de hoy, las cosas ya no serán así, y lo único que quedará por hacer es no mirar hacia atrás, la única buena opción es continuar y esperar que el verdadero amor te llegue a amar.

Cuando alguien sin conciencia no entiende lo que sientes,
Y con sus juegos tontos lastima aquello que procuras que sea hermoso y especial, no es necesario maldecir y preocuparte mas,
Mejor solo vive la continuación de la vida, con el tiempo olvidaras, y todo lo que al instante te hace querer morirte, mañana te hará mas fuerte para demostrar que no por culpa de un idiota ibas a caer derrotada sin lograr continuar.

Mañana ya no importara lo que hoy estoy sintiendo, porque lo único que quiero es llegar muy lejos, sin pensar mas en lo que podría dañarme, sin temer mas a volver a enamorarme, porque este juego así es, ganar o perder, suerte hay que tener, y si no la tienes, solo hay que disfrutar esos momentos de hermosura que ten hacen un bien, y en cada lagrima recordar que si te dañaron, eso te hará mas fuerte de lo que otros pueden imaginar.

No es necesario condenarse a vivir en un mundo de agonía, mientras tu sufres, aquella persona esta llena de alegría, llorar no es tan malo, yo eso diría, pero no hay que hacerlo cada rato, simplemente hay que aceptar que el amor trae ingenuidad, y cuando verdaderamente amas, te quedas ciega y fácilmente te pueden engañar.

domingo, 14 de julio de 2013

>>>

No sé como explicarlo, me encanta que le vaya bien, que esté contento, seguro, motivado; pero estos celos, odio los celos, a quien lo halagó, a quien lo hizo sonreír  a quien le robó un poco de la atención que debía ser para mí.

miércoles, 12 de junio de 2013

Momentos oportunos.

Me encuentro en la estación esperando a que parta el tren.
A mi alrededor hay mucha variedad de gente.
Un hombre sentado cerca de la ventana, finge que lee el periódico, mientras que en realidad lo que hace es mirar las piernas de las señoritas disimuladamente.
Al otro extremo hay un hombre, que apoyando la cabeza, e queda dormido inmediatamente.
También hay niños correteando de un lado al otro, mientras la madre intenta sentarlos.
Una chica esta maquillándose mientras que un chico le aguanta el espejo.
-Permiso señorita, ¿esta ocupado este asiento?- Me pregunto el chico de ojos oscuros.
-Pues sí, lo reserve hace años para el amor de mi vida, pero como ve, no ha llegado todavía- Conteste mientras mis mejillas se acaloraban debido a la estupidez que había dicho.
-¿Y si digo por favor? - Pregunto mientras acariciaba su pelo.
-Haria una exepcion. -sonreí.
se sentó frente a mi y sonrió.
Observo ligeramente por la ventana.
Pude notar el color de sus ojos... marrones con lineas negras y cafés... bajé la mirada para no incomodarle.
Él repentinamente sacó su móvil de la mochila, me miro y señalo los cascos, golpeo el asiento invitándome a sentarme a su lado.
Asenti y fui rompiendo la distancia, me dio el casco derecho y repentinamente le dio al "PLAY".
Nos quedamos unos minutos oyendo música
¿Alguna vez has sentido que alguien te observa sin que tu le mires? Pues bien, yo sabia que el me observaba en esos momentos; pero el miedo a encontrarme con aquellos ojos oscuros hacia que mi vista se fijase en la ventana. ¿Cómo sabes cuando algo que haces está correcto? ¿Cuando sientes que no hay nada malo en ellos o cuando haces lo que piensas que esta bien?
Su mirada se oscureció mientras decía:
-Hemos llegado.
Le devolví el casco y le agradecí la compañía.
El con ternura me vería partir, despidiéndose con su mano.
cuando en eso lo veo corriendo hacia mi y dice riendo:
-Yo debía bajar en la estación anterior y ahora no se como volver.
Inmediatamente lo abrace y señale la boleteria.
El noto que alguien mas me esperaba.
-¿Es tu pareja? - pregunto guiñando un ojo.
Negué con la cabeza-



Él sonrió... tan solo sonrió.



miércoles, 5 de junio de 2013

.

Deslizó sus brazos a través de su cintura, notando aquel cuerpo contra el suyo, consciente de que no había nada, absolutamente nada, que pudiera superar aquel momento.

miércoles, 22 de mayo de 2013

Ilusiones malditas.

Me hiciste sentir como si de verdad te importara ... y entonces te fuiste; como si yo no fuera nada.